LA VICEMINISTRA DE SALUD LE PEGÓ UN SUTIL BAILE A LA PERIODISTA.