La investigación asegura que el fármaco es muy eficaz para prevenir y tratar la infección por coronavirus.

Segun informo el Diario El Mundo de España, científicos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Pittsburgh hallaron una molécula biológica más pequeña que «neutraliza completa y específicamente» el virus SARS-CoV-2.

Segun indicaron este componente de anticuerpo, se ha utilizado para elaborar un fármaco, conocido como Ab8, para su potencial uso terapeútico y preventivo contra el coronavirus.

El estudio, publicado este lunes en la revista Cell, asegura que Ab8 es muy eficaz para prevenir y tratar la infección por coronavirus en ratones y hámsteres. Lo cual podría significar un importante avanze para la humanidad.

Su pequeño tamaño no sólo aumenta su potencial de difusión en los tejidos para neutralizar mejor el virus, sino que también permite administrar el fármaco por vías alternativas, incluida la inhalación. Es importante destacar que no se une a las células humanas, una buena señal de que no tendrá efectos secundarios negativos en las personas.

Ab8 fue evaluado junto con científicos de la Universidad de Carolina del Norte y la Rama Médica de la Universidad de Texas, así como de la Universidad Británica de Columbia y la Universidad de Saskatchewan.

Ab8 no sólo tiene potencial como terapia para la Covid-19, sino que también podría usarse para evitar que las personas contraigan infecciones por coronavirus“, explica uno de los científicos del estudio, John Mellors. “Los anticuerpos de mayor tamaño han actuado contra otras enfermedades infecciosas y han sido bien tolerados, lo que nos da la esperanza de que podría ser un tratamiento eficaz para los pacientes con Covid-19 y para la protección de aquellos que nunca han tenido la infección y no son inmunes”, añade el investigador principal, Xianglei Liu.


“La pandemia del coronavirus es un desafío global al que se enfrenta la humanidad, pero es probable que la ciencia y el ingenio humano lo superen”, dijo Mellors, también Profesor en Medicina, quien ocupa la Cátedra Endowed for Global Elimination of HIV and AIDS en Pitt. “Esperamos que los anticuerpos que hemos descubierto contribuyan a ese triunfo”