En el marco del Procrear se sortearán unas 11.000 viviendas que fueron construidas durante el kirchnerismo y abandonadas por el macrismo con el objetivo de privatizarlas.

El gobierno adjudicará once mil viviendas abandonadas por el macrismo con una clara intención de privatizarlas. Se trata de viviendas construidas en barrios urbanizados por la gestión oficial hasta 2015. Son obras finalizadas o al 70 por ciento de avance. Fuentes del Comité Ejecutivo del Procrear.

Esta semana el presidente Alberto Fernández anunció dos líneas del Procrear, para refacción y ampliación, que conformarán un plan de viviendas 2020 más ambicioso.

esta semana se analizará la etapa de adjudicación de las viviendas terminadas y cómo será el plan de adquisición de terrenos para los desarrollos inmobiliarios del Procrear. 

El macrismo se fue del gobierno sin entregar 14.300 viviendas (11.000 terminadas completamente) del plan Procrear. Se trata del 64 por ciento de las 22.500 viviendas de Desarrollos Urbanísticos del programa que había heredado de la administración anterior e implica negarles un techo a más de 60 mil personas.

El abandono respondió a cuestiones burocráticas de habilitación de servicios y a una lógica especulativa del gobierno que frenó el programa. 

“Entre 2012 y 2015 el Procrear generó uno de cada tres puestos de trabajo de la industria de construcción, quedando en el imaginario colectivo como una verdadero instrumento de política pública de generación de empleo. Es por eso que la idea del actual gobierno, de procurar volver al modelo original de producción y trabajo, no hace más que reafirmar su carácter virtuoso”, aseguró Martín Reibel Maier, integrante como vicepresidente de AySA del Comité Ejecutivo de Procrear.