Aunque el dato ha sido ligeramente mejor a lo anticipado por el consenso, evidencia el impacto de la pandemia, tras una caída del PIB del 5% de enero a marzo.

Cuando te digan que la crisis en Argentina es por culpa de el aislamiento preventivo obligatorio mostrales esta nota. La economía estadounidense, al igual que en el resto del mundo, se desangra por el impacto de la crisis sanitaria. El PIB del segundo trimestre se desplomó un 32,9%, siendo el peor trimestre de la historia desde que existen registros. 

Recordamos que tanto Trump como Bolsonaro fueron partidarios a la no cuarentena y sin embargo la crisis pega muy fuerte en la máxima potencia mundial.

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, ya adelantó ayer que estamos ante “el shock económico más fuerte de toda la historia”, solicitando al Gobierno de Donald Trump y al Congreso la aprobación de nuevos estímulos fiscales que acompañen a la política monetaria ultraacomodaticia del organismo. 

Paralelamente, las malas estadísticas se cumplen, y con creces. Según los datos, no hay precedentes en la historia reciente de EEUU que igualen a una contracción tan severa como la registrada en el segundo trimestre. Desde que comenzó la serie histórica, en 1948, la mayor caída se observó en el primer trimestre de 1958, cuando el descenso fue del 10%.

Segun informó El Español  todos los componentes del PIB registraron datos negativos en el segundo trimestre. El gasto de los hogares se contrajo un 34,6% entre abril y junio en datos anualizados, frente al descenso del 6,9% del primer trimestre. Esto supone la peor lectura del dato desde que hay registros. El gasto en bienes descendió un 11,3%, mientras que el gasto en servicios se desplomó un 43,5%.