El dirigente apareció con amenazas al gobierno si no cumple.

“No hay comida en las casas de, por lo menos, media Argentina. Han suspendido la entrega de alimentos a comedores y merenderos en donde se alimentan 11 millones de personas, la cuarta parte de la Argentina. Vamos a acampar sobre el asfalto. Vamos a abrir las carpas sobre la 9 de Julio y Corrientes”.

Paralelamente adelantó que si no los recibe el ministro de Desarrollo Social Daniel Arroyo acamparán en la zona, “sobre el asfalto”, en Avenida 9 de Julio. El dirigente será recibido por autoridades del organismo.