No sabemos si reírnos o preocuparnos con las ocurrentes y desfachatadas declaraciones del periodista de la Nación +.

Hablando todo en potencial, sin presentar ni media prueba de lo que comunica, el periodista agorilado pareció batir récord de mentiras por minuto, incluso llegando a decir que Alberto quiere renunciar pero Cristina no se lo acepta.